lunes

TAN SOLO UNA SONRISA


Por qué no sonríes,
no ves que tu risa
detiene una pena,
aleja una prisa,

concierta una cita
con los soñadores,
con los labradores
de las margaritas...

Por qué no sonríes,
no ves que tu boca
sin una sonrisa
bordea la sombra,

y entonces te nombran
con murmullos tristes,
esas flores grises
que siempre están solas.

Verás, si sonríes
que todo es más claro,
la calle más ancha,
el árbol más alto,

menos hondo el daño,
más leve la pena,
menos cruel la afrenta
de los desengaños.

Sonríe, no importa
que no haya motivo,
eso es lo que piensas,
yo no te lo admito,

siempre hay un motivo
para una sonrisa...
sonríe, estás viva,
¡te espera la vida!

martes

ABSURDO Y MARAVILLOSO


Volvió el amor una tarde
a mediados del Otoño,
sentimental, imparable,
absurdo y maravilloso,
cuando en un banco del parque
te esperaba un hombre solo,
enamorado del aire,
del pasado y de tus ojos.

El ayer volvió a expresarse,
a mezclarse entre nosotros.
y el ahora se hizo antes
y el nada cambió por todo...
cuando el amor llegó entonces
sin llamarlo, vino solo,
y saltaron por los aires
las dudas y los insomnios.

Porque la vida da a veces
estos perdidos tesoros,
sólo por eso merece
vivirla, por eso sólo;
el amor de pronto vino
no sé por qué, no sé cómo,
sentimental, imparable,
absurdo y maravilloso.

lunes

LOS ASTRONOMOS CIEGOS


Como una gota de humo
te busco en los espejos
y en los huecos incontables
de esta infinita curva...

Se me van los días
persiguiendo tu huella,
hora concreta,
hora etérea...
soy mi luz
y mi penumbra.

Los astrónomos ciegos,
ermitaños del Parnaso,
sonríen, esperan, descifran...

Los cielos
bullen y giran,
quizás intuyen apenas
que un positrón fugitivo
sueña en su ocaso.

jueves

UN POQUITO MAS


Amor mío
la tierra más fértil
no la hemos sembrado todavía,
la más verde primavera
todavía no ha llegado...

No hemos encontrado todavía
el tesoro más grande
ni el camino más corto,
la más hermosa canción aún no la hemos cantado
ni hemos comido todavía la fruta más madura
ni hemos bebido el mejor de los vinos...
y estoy seguro
que las palabras más dulces
que tenemos para decirnos
todavía no las hemos dicho...

no te vayas entonces
quédate, quédate conmigo
y esperemos juntos los días más felices
que todavía no hemos vivido.

No, no te vayas amor mío
quédate un poquito más,
este mal tiempo no es eterno
pasará ya lo verás,
si aún me quieres amor mío
quédate un poquito más
quédate conmigo un poco más
pues afuera en el jardín
la rosa más hermosa aún no floreció.

Y yo amor mío aún no te di
todo lo bueno que hay en mí
aún no te amé ni te besé como yo sé...

No, no te vayas amor mío
quédate un poquito más,
algo me dice que la suerte cambiará, no se por qué,
tras la tormenta el cielo aclara
brillará de nuevo el sol,
serás la reina de la vida
cantarás y bailarás
y yo contigo bailaré y cantaré...

No, no te vayas amor mío
quédate un poquito más,
este mal tiempo no es eterno
pasará ya lo verás,
si aún me quieres amor mío
quédate un poquito más,
quédate conmigo un poco más
pues afuera en el jardín
la rosa más hermosa aún no floreció...

ME ACARICIA DE AZULES


Cuando tu voz
casi se apaga
y entre los dos
ya no hay distancia,
cuando por ti
hablan las olas
estoy por fin
contigo a solas...
cuando tu piel
crece en silencio
con esa sed
que llevas dentro,
cuando el amor
llega y te nombra,
es que ya estoy
contigo a solas.

Me acaricia de azules
tu celeste mirada
y se llena de luces
toda mi oscuridad...
me envenenas de azules
que tus ojos me matan,
esos ojos del alba
del color de la mar.

Y entonces yo
voy a tus brazos
para que no
sigas mirando,
pongo ante ti
besos y rosas
ahora que estoy
contigo a solas...
sin ti no soy
nada en la vida
sin ti me voy
a la deriva,
te entrego hoy
mi alma toda
ahora que estoy
contigo a solas.

Me acaricia de azules
tu celeste mirada
y se llena de luces
toda mi oscuridad...
me envenenas de azules
que tus ojos me matan,
esos ojos del alba
del color de la mar.

miércoles

A CAMBIO DE QUÉ


Tu amor por mí
se terminó,
como empezó,
sin una lágrima...
firmando así
para los dos
en nuestro adiós
la última página...
ahora quiero pensar que ha habido suerte,
que al final ni me amaste ni te amé.

A cambio de qué
te quieres marchar,
a cambio de qué
me vas a dejar,
poniendo un final
a todo el ayer,
dime nada más
a cambio de qué.

Mañana sé
que irá mejor
se irá mi amor
sin una lágrima...
volveré a ser
otra vez yo
antes de ayer
de tu llegada...
costará el volver a lo de siempre,
dolerá aprender que te olvidé.

A cambio de qué
te quieres marchar,
a cambio de qué
me vas a dejar,
poniendo un final
a todo el ayer,
dime nada más
a cambio de qué.