sábado

DESDE EL BOSQUE PROFUNDO

Desde el bosque profundo donde apenas
llegan rayos de sol a mi santuario,
escribo el devenir en un diario
con tinta de la sangre de mis venas.

Las hojas que se van del calendario,
las palabras que libran las cadenas,
los castillos de hierba y las almenas
que albergan a este lobo solitario...

Desde el bosque profundo y otoñal,
amarillo, brumoso, fantasmal,
te envío un beso sabio entre los sabios...

un beso disfrazado de puñal
que te hiera del alma hasta los labios,
un beso sin principio y sin final.