sábado

ARBOL SIN HOJAS

Como un árbol sin hojas me quedé
cuando aquel sentimiento se apagó,
cuando aquella ventana se cerró
y dejó tras de sí toda mi fe.

Como un árbol sin hojas, que tembló
cuando no hubo respuesta a su por qué,
cuando ya era distinto a lo que fué,
cuando el viento sus ramas desnudó.

Como un árbol sin hojas que pedía
aquel poco de amor que pretendía,
aquella juventud que se escapó...

contra un cielo nublado, fantasmal,
el devenir del tiempo me dejó
como un árbol sin hojas, al final.