sábado

LEY DE VIDA

Antes o después tendré que marcharme,
antes o después porque es ley de vida,
subiré en el tren de la despedida
sin nunca saber si vas a olvidarme.

Ojalá sea yo el de la partida,
que no seas tú quien vaya a dejarme
solo en el andar, para destrozarme
en un callejón donde no hay salida.

Porque ya sin ti que sera de mí,
a dónde escapar de pruebas tan duras,
a dónde mirar sin mirarte a ti;

tú sabes nadar en aguas oscuras,
sobrevivirás, lo sé, tú sin mí,
será mi final, lo sé, yo sin ti.