jueves

YA NO SE ESCRIBIR OTRA POESIA

Hace tantas poesías que te quiero
que ya no sé escribir otra poesía,
de hacerlo, nada más repetiría
una y mil veces más que por tí muero.

Hace tantas miradas que eres mía
que al mirarte, no verte lo prefiero,
para qué más miradas si te espero
en la mirada última del día.

Hace tanto que soy como el murmullo
de tu vida, que diariamente intuyo,
de tu senda, tan cerca de la mía,

que ya no se escribir otra poesía;
sólo sé recrearme en el orgullo
de sentirme completamente tuyo.