lunes

UN IMPOSIBLE


Pasa la gente, como masa viva
que se va deslizando en el paseo;
ajeno a su pasar y a su deriva
contemplo su expresión y nada veo.

Estoy sentado aquí, indiferente,
otra ciudad igual, en otra estancia,
pensando en olvidarte, como siempre,
poniendo entre los dos tiempo y distancia.

Tú eres para mí un imposible,
igual que es imposible ser feliz,
aunque tú eres real y es menos triste
el ser un imposible a no existir.

Aquí, mientras la gente va pasando,
multicolor y errática marea,
vuelvo a tomar conciencia que estoy harto
del pálido ir y venir que me rodea.

Del detalle que nada me interesa,
del hacer tal y cual, omnipresente,
me parece que soy como una presa
en un ajeno mundo deprimente.

Y tu imagen, la voz de lo imposible
que toca los rincones de mi alma,
el sabor agridulce, inaccesible,
del amor y el dolor, del todo y nada.

Vuelvo a pensar de nuevo en olvidarte
y al menos algo pienso, aunque sea triste,
mas si ser feliz no es nada fácil
¡qué imposible lograr un imposible!

sábado

PARA OLVIDARTE


Para olvidarte
voy a enterrar bien hondo los recuerdos,
se me van a olvidar todos los sueños
donde anidaste,
para olvidarte
voy a disimular los sentimientos,
voy a pasar de los abatimientos
y a emborronarme.

Para olvidarte
voy a tachar de un trazo tu sonrisa,
voy a dejar vacía la guarida
donde invernaste,
voy a alejarme
de la cálida luz de tu mirada
donde yo me guardaba las espaldas
cuando me amaste.

Para olvidarte
me volveré al revés si es necesario,
cruzaré más veloz el calendario
por distanciarte,
será ignorarte
un caminar disperso y rutinario
que me acompañará por mi diario
y absurdo avance.

Para olvidarte
en fin, me romperé en cien mil pedazos,
me hundiré ciegamente en otros brazos
sin compararte,
para olvidarte...
yo pienso que tendría que matarme
y nacer otra vez y no encontrarte,
para olvidarte.

viernes

ANOCHE TUVE UN SUEÑO


Anoche tuve un sueño, no había nadie
en esa habitación, los dos entramos,
y allí nos encontramos, como alguien
que se estuvo esperando muchos años.

Abrimos las ventanas, ya era tarde,
y a todo el mes de Abril nos asomamos,
y sin mirar atrás, fuimos al aire,
abrimos las ventanas y escapamos.

E hicimos todo juntos, desde darte
mi tiempo y mi rincón más ignorado,
a abrirte el corazón como se abren
las flores al comienzo del verano.

No quisimos volver, sólo, si cabe,
algún recuerdo incierto que dejamos,
no miramos atrás, vimos delante
la vida entera para desquitarnos.

No quisimos volver, sólo un instante
para tomar aliento y entregarnos,
"¡cuánto tiempo perdido!" me gritaste,
"¡qué cantidad de amor desperdiciado!"

martes

TODAVIA


Todavía navegan por tus ojos
los ríos cristalinos de la vida,
mientras los míos se quedaron solos
en un desierto de melancolía...
si no fuera, cariño, por tus ojos,
daría la esperanza por perdida.

Todavía transitan por tus manos
las cercanas y cálidas caricias,
mientras mis gestos se volvieron vanos,
desarraigados en la lejanía...
si no fuera, cariño, por tus manos,
dónde buscar el sol del mediodía.

Todavía dibujas en tus besos
emociones que nunca se marchitan,
mientras los míos se volvieron secos,
besos fríos que no se necesitan...
si no fuera, cariño, por tus besos,
qué boca mi emoción despertaría.

Todavía la fuente de tu cuerpo
enciende mi pasión adormecida
que después de rutinas y silencios
se refugia en tu vientre, su guarida...
si no fuera, cariño, por tu cuerpo,
dónde mi corazón desataría.

Si no fuera, cariño, por tus ojos,
por tus ojos azules, por tus besos,
por tus besos de menta, por tus manos,
por tus manos abiertas, por tu cuerpo,
por tu cuerpo encendido, por tu vida...
qué silencio más grande mi silencio.

¡Qué perdida, cariño, qué perdida
mi vida si no fuese por tu vida!

domingo

AL ANOCHECER


El tiempo pasa
sin olvidarte,
sin yo quererlo,
sin tú enterarte,
detrás del tiempo
vuelvo a soñarte,
vuelvo a querete
vuelvo a buscarte.

Hielo en la hierba,
hojas al aire,
tu adiós me lleva
por cualquier parte,
busco y no encuentro
cómo mirarte,
cómo quererte
cómo olvidarte.

Y al amanecer
yo salí a buscarte
y al atardecer
no pude encontrarte
y al anochecer
te seguí buscando
en otro querer
con otra mujer
que estaba esperando.

Hasta la sombra
del viejo sauce,
hasta el sendero
me hablan de amarte,
ves que no puedo,
no sé buscarte,
no sé quererte..
no sé olvidarte.

Todo lo intento,
nada me sale,
vas en el viento,
vienes del aire,
y yo no puedo,
no sé mirarte,
no sé quererte..
no sé olvidarte.

Y al amancer
yo salí a buscarte
y al atardecer
no pude encontrarte
y al anochecer
te seguí buscando
en otro querer
con otra mujer
que estaba esperando...

sábado

PRIMERO DE OTOÑO


Primero de Otoño, comienza el recuerdo
a bajar la sima profunda del alma,
la hoja se agita,
adiós a la rama
anoche tan verde y ahora marchita.

Primero de Otoño, se viste la tarde
de melancolía, de brisa lejana,
alfombra amarilla
sobre la que emana
la limpia mirada de aquella chiquilla.

El río del tiempo no vuelve mañana,
ni ahora, ni nunca, ni el río ni el tiempo,
pero sin embargo
vuelven los recuerdos
a llenar vacíos tan lejos, tan largos.


Y así reaparece, de pronto, la brisa
de olor a violetas, de olor a verano,
cómplices sonrisas,
cogidas las manos,
volando las almas sobre las cornisas.

Primero de Otoño, tan lejos, tan cerca,
a veces parece que fue hace mil años,
mas algunas veces
estás en mis brazos
cuando tras la niebla del sueño apareces.

Tan lejos, tan cerca, el tiempo nos miente,
hace veinte años y eran sólo veinte
los que tú tenías
cuando, de repente,
mi vida fue tuya y la tuya mía.

Y no hubo más tarde sentimiento alguno
más fuerte, más puro, más limpio, más sabio,
adiós a aquel tiempo
de hacer de tus labios
el blanco rojizo de todos mis besos.

Primero de Otoño, qué lejos tus ojos
y a la vez, querida, tus ojos qué cerca,
pasado remoto
que a veces recuerda
este Otoño mío, solitario y roto.

miércoles

TU NOMBRE


Tu nombre es el aire que falta en mi vida,
un aire tranquilo con olor a rosas,
recuerdos de un tiempo que nunca se olvida
porque sucedieron las mejores cosas...
porque de mi vida tu vida fue el son,
tu nombre es el nombre de mi corazón.

Tu nombre es el sueño que vuelve a buscarme
cien noches al menos, cien noches por año,
y vuelve a tus brazos de nuevo a llevarme
más allá del tiempo y del desengaño...
porque eres el sueño que está en mi razón,
tu nombre es el nombre de mi corazón.

Tu nombre, ventana de los sentimientos
que un día me hicieron volar de alegría,
cuando eran mis alas banderas al viento
antes de plegarlas la melancolía...
porque fuiste mía, ternura y pasión,
tu nombre es el nombre de mi corazón.

Tu nombre, compendio de las ilusiones,
tu nombre, resumen de fuerzas y anhelos,
tu nombre estandarte de las emociones,
de las aventuras, de los desconsuelos...
porque sin tu nombre no hay redención,
tu nombre es el nombre de mi corazón.

A LA ORILLA


A la orilla de tus labios
me quedé desguarnecido,
desarmado, entristecido,
como un náufrago,
sin saber ir al espacio
que delimitan tus besos,
sin empuje, sin reflejos,
cabizbajo.

A la orilla de tus ojos
me quedé como hechizado,
poseído, maniatado,
compungido,
y buceando en los lagos
que simulan tu mirada,
me sentí menos que nada,
abatido.

A la orilla de tu cuerpo
que juventud rebosaba,
los años tanto pesaban
que dolían,
y comprendí que era tarde,
que mi barco no era el tuyo,
mientras sufría mi orgullo
su agonía.

A la orilla de tu vida
este antiguo prepotente,
este fatuo y decadente
aventurero,
se hizo viejo de repente
y contempló, derrotado,
cómo pasó por su lado
un imposible te quiero.

LO NUESTRO


Lo nuestro no se explica en un soneto
ni en dos, ni en tres, ni en cuatro ni en cincuenta,
lo nuestro ni es un cuento ni se cuenta,
es sólo para dos, nuestro secreto.

Nunca podrá comprarse, no está en venta,
es digno de alabanza y de respeto,
lo nuestro es más que amor, es como un reto:
se tiene o no se tiene, no se inventa.

Herederán lo nuestro quienes sean
románticos eternos, esforzados
pobladores de utópicos confines;

herederán lo nuestro quienes vean
llegar su última hora abrazados,
danzando como expertos bailarines.

sábado

ME OLVIDARÁS, TE OLVIDARÉ


Era imposible pensar un "nunca más",
era imposible pensar un "te olvidé",
pero el amor,
es siempre así,
tiene un principio y tiene un fin...
Una mañana te llega sin por qué
y abre las puertas de la felicidad,
pero el amor,
no para aquí,
es un viajero y tiene que seguir.

Me olvidarás,
te olvidaré,
aunque parezca imposible un
"te olvidé";
te olvidaré,
me olvidarás,
aunque parezca imposible un
"nunca más".
Yo no lo sé
si te olvidé
o tan solo a fingir me acostumbré.

De madrugada comienza a clarear,
siempre amanece después de anochecer,
¡viva el amor
que ahora está aquí
con su principio y con su fin...!
No digas nada, llegó, atrápale,
que son las gotas de la felicidad,
no dudes más,
entrégate
que no hay mañana igual que no hay ayer.

Me olvidarás,
te olvidaré,
aunque parezca imposible un
"te olvidé";
te olvidaré,
me olvidarás,
aunque parezca imposible un
"nunca más".
Yo no lo sé
si te olvidé
o tan solo a fingir me acostumbré.

martes

MIL VECES


Mil veces he dejado de soñar,
soñar despierto,
y mil veces he vuelto a transitar
por el desierto
de lo imposible;
no se puede la mente resignar
a no ser libre.

Mil veces he dejado de llamar
al pensamiento,
y otras tantas me he vuelto a enamorar
de un sentimiento,
de una mirada
que expresa lo que no puede explicar
una palabra.

Mil veces he dejado de volver
y mil he vuelto
a ser iconoclasta del ayer,
rebelde incierto
que en un poema
trataba la verdad de conocer
sin entenderla.

Mil veces he dejado de morir
y mil he muerto
por esa luz que alumbra el perfil
del Universo...
¡cuánta belleza
pasando cada noche sobre mí
y yo sin verla!

Mil veces he dejado de morir
y mil he muerto
por esa luz que alumbra el perfil
del Universo...
¡cuánta belleza
pasando cada noche sobre mí
y yo sin verla!

ESCONDIDO


Voy cerrando una a una las ventanas
apagando ilusiones y esperanzas,
encerrado entre las sombras de la casa
prisionero del temor...
voy llenando de penumbra las estancias
clausurando las salidas, las entradas,
ignorando los mensajes, las llamadas,
prisionero sin dolor.

Escondido... para que nadie me encuentre,
escondido... del pasado y del presente
escondido... del temor y el desengaño
escondido... de la afrenta de los años...
escondido... de los miedos y las dudas
escondido... en la habitación oscura
escondido... de lo propio y de lo extraño
escondido... de quien pueda hacerme daño
escondido...de la gente y de mí mismo.

Alejando más que nunca las distancias
acercando las heridas en el alma
recluido para no ver el mañana
para no mirar el Sol...
van cayéndose las plumas de las alas
pajarillo que no vuela, que no canta,
encerrado entre las sombras de la casa
prisionero del temor.

Escondido... para que nadie me encuentre,
escondido... del pasado y del presente
escondido... del temor y el desengaño
escondido... de la afrenta de los años...
escondido... de los miedos y las dudas
escondido... en la habitación oscura
escondido... de lo propio y de lo extraño
escondido... de quien pueda hacerme daño
escondido...de la gente y de mí mismo.

lunes

UNA ESPINA EN EL CORAZON


Te recuerdo niña de los ojos negros
como mar de sombras, como oscuros lagos
abiertos al aire de los viejos tiempos,
de las largas noches de aquellos veranos
que fueron tan nuestros y que ahora son
una vieja espina en el corazón.

Te recuerdo niña de los diecisiete,
del jersey a rayas y el pantalón blanco,
cuando me esperabas, cuando sólo verte
era ya bastante, era necesario,
¡qué bellos momentos que ahora sólo son
una vieja espina en el corazón!

Te recuerdo niña del abrazo fuerte,
de la piel morena, del cálido beso,
del amor que un día brillaba en tu frente
y que no escondías, pese a los recelos,
te recuerdo, niña, como la canción
que era el latido de mi corazón.

Te recuerdo niña de tantos veranos
bajo la mirada del viejo castillo,
junto al arroyuelo donde nuestras manos
eran manos blancas de aquellos chiquillos
que se enamoraron y que ahora son
espinas clavadas en el corazón.

Volveré algún día al parque sombrío
de los viejos robles y de los castaños,
donde tanto hablamos, donde nos quisimos,
donde nos perdimos en largos abrazos,
donde cada esquina y cada rincón
guardan un trocito de mi corazón.

Volveré a tu pueblo, volveré a buscarte
aunque no te encuentre, aunque estés muy lejos,
volveré a las noches tranquilas de antes
con el alma joven, con el rostro viejo,
para desclavarme de un solo tirón
la espina que llevo en el corazón.

EN LOS LAGOS DE GINEBRA


Una mañana de Julio
en los lagos de Ginebra,
yo salí por esos valles
y crucé por esas sendas,
amanecía la vida,
anochecía la pena,
eran azules los cielos
y las aguas verdes eran...

De las nubes descendió
una niña bandolera,
me asaltó, desvalijó,
se llevó mis cien monedas,
después que me cautivó
me pidió que la siguiera,
me miró, me sonrió
y yo eché a correr tras ella.

Azules eran sus ojos,
dorada su cabellera,
sus mejillas como rosas
y sus dientes como perlas,
unos veinte años tendría
como veinte primaveras,
era la diosa del cuento
de los lagos de Ginebra...

De las aguas emergió
una niña bandolera,
me asaltó, desvalijó,
se llevó mi alma entera,
después que me cautivó
me ordenó que la siguiera,
me miró, me sonrió
y yo eché a correr tras ella.

Yo no pude dar alcance
a la niña bandolera,
no se persiguen los sueños
ni se alcanzan las quimeras,
mas salí por esos valles
y crucé por esas sendas
para ver si me atrapaba
otra vez la niña aquella...

De los bosques descendió
una niña bandolera,
me asaltó, desvalijó,
se llevó mi alma entera,
después que me desnudó
me pidió que la siguiera,
me miró, me sonrió
y ya nunca volví a verla.

sábado

ORACION


Si yo descubriera
detrás de la sombra, la luz de tu rostro,
si yo presintiera
detrás de la nube, el sol de tus ojos,
te suplicaría
que acojas urgente su alma partida,
su voz temblorosa,
su fiebre dormida.

Si yo dispusiera
de un solo detalle que intuya tu mano,
de la primavera
que anuncia que llega ya pronto el verano,
te suplicaría
que vayas deprisa, que abras sus ojos,
que encuentre en tu risa
sus claveles rojos.

Si yo me creyera
que estás tras la nube que apaga la tarde,
en la torrentera
que alivia del fuego conque quema el aire,
te suplicaría
que venzas su miedo con una palabra,
con una sonrisa,
con una mirada.

Y así, los que estamos
en este momento penando su ausencia,
los que nos negamos
a pensar que nada espera a la vuelta,
te suplicarían
que ejerzas de padre tomando sus manos,
apretando en ellas
a los que lloramos.

jueves

NO HAY MAS BESOS


No hay más besos que los besos
que en tu boca me dejé
ni más versos que los versos
que en tu alma descubrí...

no hay más sueños que los sueños
que en tu cama no soñé
ni más vida que la vida
que contigo no viví.

No hay más silencios que aquellos
que crecen cuando no hay fe
ni más inviernos que inviernos
sin una llama de ti...

no hay más gestos que los gestos
de las sonrisas de ayer
ni más restos que los restos
del amor que yo te di.


No hay más cientos que los cientos
de veces que te llamé
ni más vientos que los vientos
que yo he bebido por ti...

no hay adioses más inciertos
que tu adiós en el andén
ni más finales eternos
que tu voz gritando "fin".

No hay más lejos que lo lejos
que de tu lado quedé
ni más ecos que los ecos
de tu nombre que perdí...

no hay más cuerpos que tu cuerpo
las noches que lo abracé
ni más vida que la vida
que contigo no viví.

miércoles

NO PERO SI


Tus labios dibujaron ese no
que tus ojos gritaban como sí,
mi mano, resbalando ya por ti,
de tu piel asustada se alejó.

Tus dudas, tus temores, comprendí,
aunque nunca mi mente lo aceptó,
decepcionado, triste, se perdió
el amor imposible que te di.

Tu palabra, rotunda, era no,
tu mirada, sincera, era sí,
y en tu ambigua respuesta me perdí.

Creencia o conveniencia te alejó
con un no que jamás llegó a ser no,
con un no que era no y que era sí.

martes

PORQUE TE QUERÍA


Entorné la puerta de la vieja casa
donde entre las sombras, a solas, vivías,
abrí las ventanas
a la luz del día
porque así lo quise, porque te quería.

Sequé aquella lágrima que se desprendía
por el blanco rostro, apenas marchito,
y mientras lo hacía
callabas el grito
que momentos antes resonó maldito.

Arranqué sonrisas a tus labios tristes
y borré la mueca del dolor añejo,
horizontes grises,
dolorosos, viejos,
quedaron conmigo apagados, lejos.


Y fuiste de nuevo corazón ardiente,
mirada brillante, caminar ligero,
volviste a la gente,
a la calle, al suelo,
a la equidistancia de infierno y de cielo.

Porque te quería levanté tu vuelo
sin otras razones, porque te quería,
pero en el intento
olvidé mi vida
y luego, al marcharte, se quedó vacía.

Alguna mañana, por la vieja casa
donde ayer vivimos y ahora vivo solo,
volverás cansada,
con los sueños rotos,
buscando de nuevo la luz de mis ojos.

Pero será tarde, no hay amor eterno,
ahora ya no tengo lo que ayer tenía,
ahora no te quiero
y lo que hice un día,
fue sólo por eso, porque te quería.

lunes

YA ERA TARDE


Ya era tarde, ni mis brazos,
como hiedra, te abrazaban,
ni tus ojos me miraban
con aquel fulgor de antaño;
el Invierno nos helaba
del corazón a la piel,
ya era tarde, susurraba,
ya era tarde incluso ayer.

Ya era tarde, mis palabras
eran dudas sin aliento,
y se las llevaba el viento
hacia imposibles distancias;
tus marchitos sentimientos
eran flores de papel,
ya era tarde para el beso,
ya era tarde incluso ayer.

Las ilusiones perdidas
se redujeron a nada,
las promesas fueron agua
que entre los dedos huían;
ya era tarde para el alba,
para un nuevo amanecer,
para curarnos el alma
ya era tarde incluso ayer.

Por eso dejé tus brazos
aquella oscura mañana,
un adiós sobre la calma
cerró la puerta despacio...
ni una queja de tus labios,
ni un dolor, ni un padecer,
sólo el vacío gritando
que era tarde...incluso ayer.

viernes

SOY INOCENTE


De haber vendido ya por lo mejor
un poco de alma y un poco de amor,
de ser así, indiferente,
soy inocente, sí,
soy inocente.

De haber creído y ya no creer,
de haber unido el mal con el bien,
de andar así por la pendiente
soy inocente, sí,
soy inocente.

Soy inocente
de ser la gente
de estar del hueso
hastiado y preso,
de haber venido
y no haber querido
de estar en fila aquí
detrás de mí.

De haber perdido el rumbo y el Sol
la fe en la lucha y en la redención,
de estar aquí solo y ausente
soy inocente, sí,
soy inocente.

De hacerme un mundo sólo para mí,
por defenderme de lo que perdí,
de andar así, convaleciente,
soy inocente, sí,
soy inocente.

Soy inocente
de ser la gente
de estar del hueso
hastiado y preso,
de haber venido
y no haber querido
de estar en fila aquí
detrás de mí.

miércoles

PRIMERO DE INVIERNO


Primero de Invierno
el Sol aparece con tibio alumbrar,
primero de Invierno
la lágrima brota y empieza a rodar...
primero de Invierno
ya no hay hojas verdes, la lluvia cayó,
el aire es tan frío
que hiela el hastío
de mi corazón.

Primero de Invierno
la Luna se duerme de tanto mirar,
primero de Invierno
dos almas perecen de tanto esperar...
el tiempo es eterno,
la vida es tan breve que apenas llegó
se da media vuelta
y es como una fiesta
que se terminó.

Qué negras las nubes que cubren el mar,
qué escasas las horas de felicidad,
qué lejos los sueños que hablaban de ti,
qué muerto el cariño que un día te di...
qué negras las nubes que cubren el mar,
qué escasas las horas de felicidad,
qué lejos los sueños que hablaban de ti,
qué muerto el cariño que un día te di.

martes

VIAJERA


Si cansada
tú buscas otras cosas,
más nuevas, más hermosas,
por mí puedes marcharte,
que en llorarte
no he de perder el tiempo,
y sabes que lo siento
con todo el corazón;
eres libre,
nunca tuviste dueño,
tu vida es como un sueño
lleno de fantasía,
sé que un día,
despacio, sin palabras,
tú me darás la espalda
y así será tu adiós.

Y al mover
tus manos y al gritar
adiós en aquel tren,
un día
pensarás
que igual que yo te amé,
así no te querrán
jamás;
pero al ver
abierta frente a ti
del mundo otra vez
la senda,
marcharás
dejándome detrás
y volverás a ser
viajera.

Pero ahora
que tengo tu mirada,
que estás ilusionada
viviendo mi cariño,
que tus manos
se pierden en las mías,
y así pasan los días
felices de los dos;
no, no quiero
pensar que esto termina,
saber que tú imaginas
amor, amor, más lejos,
que tus besos
que ahora son tan míos,
mañana estarán fríos,
mañana serán viejos.

Y al mover
tus manos y al gritar
adiós en aquel tren,
un día
pensarás
que igual que yo te amé,
así no te querrán
jamás;
pero al ver
abierta frente a ti
del mundo otra vez
la senda,
marcharás
dejándome detrás
y volverás a ser
viajera.

CON UNA PALABRA


Si yo descubriera
detrás de la sombra, la luz de tu rostro,
si yo presintiera
detrás de la nube, el sol de tus ojos,
te suplicaría
que acojas urgente su alma partida,
su voz temblorosa,
su fiebre dormida.

Si yo dispusiera
de un solo detalle que intuya tu mano,
de la primavera
que anuncia que llega ya pronto el verano,
te suplicaría
que vayas deprisa, que abras sus ojos,
que encuentre en tu risa
sus claveles rojos.

Si yo me creyera
que estás tras la nube que apaga la tarde,
en la torrentera
que alivia del fuego conque quema el aire,
te suplicaría
que venzas su miedo con una palabra,
con una sonrisa,
con una mirada.

Y así, los que estamos
en este momento penando su ausencia,
los que nos negamos
a pensar que nada espera a la vuelta,
te suplicarían
que ejerzas de padre tomando sus manos,
apretando en ellas
a los que lloramos.

MIL VECES


Mil veces he dejado de soñar,
soñar despierto,
y mil veces he vuelto a transitar
por el desierto
de lo imposible;
no se puede la mente resignar
a no ser libre.

Mil veces he dejado de llamar
al sentimiento,
y otras tantas me he vuelto a enamorar
de un rubio pelo,
de una mirada
que expresa lo que no puede explicar
una palabra.

Mil veces he dejado de volver
y mil he vuelto
a ser iconoclasta del ayer,
rebelde incierto
que en un poema
trataba la verdad de conocer
sin entenderla.

Mil veces he dejado de morir
y mil he muerto
por esa luz que alumbra en el candil
del Universo...
¡cuánta belleza
pasando cada noche sobre mí
y yo sin verla!

lunes

NO DIGAS QUE FUE UN SUEÑO


No digas que fue un sueño
aquel primer verano,
con diez y siete años
y todo por vivir;
tus ojos en mis ojos,
tus manos en mis manos,
qué bellos y lejanos
los besos que te di.

No digas que fue un sueño
el verano siguiente,
el castillo, la fuente,
las horas junto a tí;
una canción sonando
sobre el abrazo fuerte
de la palabra siempre
bajo la tarde gris.

No digas que fue un sueño
los siguientes encuentros,
las fiestas de los pueblos,
el oscuro jardín,
y a la luz de la luna,
el amor en el río
tu corazón y el mío
en un mismo latir.

El amor en el pecho,
el amor en el alma
que comienza y acaba
y no se quiere ir,
y que a veces recuerdo,
y que en verano llama
desde tu pueblo, Ana,
donde te conocí.

No digas que fue un sueño
si después de los años
aún recuerdo veranos
que nunca he de olvidar;
ese fuerte, imborrable
sabor del sentimiento
no digas que fue un sueño...
no lo digas jamás...
ese fuerte, imborrable
sabor del sentimiento
no digas que fue un sueño...
no lo digas jamás.

miércoles

TE QUISE


Te quise por dulce,
te quise por buena
te quise completa
mi fiel compañera,
te quise en las sombras
y a los cuatro vientos
te quise y lo grito,
te quise en silencio...
te quise callado
te quise sereno
te quise y me extraño
de tanto te quiero
te quise como agua
como Sol y viento,
cuando cae la tarde,
cuando el día es nuevo...
cuando cae la lluvia
cuando lloro y pienso
que fueron tus manos
salvación a tiempo,
te quise y lo sabes
y yo lo presiento
que si ayer te quise...
te querré ya viejo.

Con la misma fuerza
con que ayer te quise
con esa locura
con que conseguiste
atarte y atarme
dulces ataduras,
te quise inexperta
te quise madura...
te quise y al día
que tuve la suerte
de encontrar tus ojos
con los míos de frente,
te quise en mis brazos
gracias a ti fuertes,
te quise en la vida...
te querré en la muerte.

POR NO DECIR NUNCA MAS


A veces, algunas veces,
cuando el día nace gris,
te digo que esto se muere
que se le impide vivir,
que nuestro amor se nos pierde
agotado de esperar
y es necesario que empiece
otra ilusión a brotar.

A veces, te digo a veces
por no decirte jamás,
a veces, te digo a veces
por no decir nunca más.

A veces, algunas veces,
te hablo de un nuevo amor,
porque el nuestro se envejece
entre distancia y adiós,
se disipa, se oscurece
a falta de libertad,
agoniza, languidece
sin aire que respirar.

A veces, te digo a veces
por no decirte jamás,
a veces, te digo a veces
por no decir nunca más.

MI MUJER


Porque paras el tiempo cuando me miras
y sonríe la vida cuando sonríes,
porque enciendes la luz de la fantasía
cuando inventas un verso y me lo dices...
porque anda tu vida junto a mi vida
y está mi pensamiento donde tú estés,
porque aunque seas de otro, eres la mía,
la mujer de mi vida, tú, mi mujer.

Porque el Sol aparece cuando te mueves
y la sombra se oculta cuando me nombras,
porque cuando te beso sé lo que quieres,
porque cuando me besas todo me sobra,
porque sé que tu alma me pertenece,
porque sé que tu cuerpo calma mi sed,
porque ya no me importan otras mujeres
si tú eres la mía, tú, mi mujer.

Porque nos comprendemos con la mirada
y nos comunicamos con la poesía,
porque juntos andamos sendas extrañas
en un mundo de amor y melancolía...
porque yo soy el hombre que ayer te amaba
y hoy te sigo amando aún más que ayer,
porque sin ser amantes, apenas nada,
eres tú la que quiero, tú, mi mujer.

Porque aprendí a quererte estando lejos
y a conversar contigo sin tus palabras,
y a mirarte a los ojos, que no estuvieron
ni en las horas alegres ni en las amargas...
porque aquel amor joven, de los recuerdos,
se vistió en el Otoño de madurez,
porque tú eres la mía, la que yo quiero,
la mujer de mi vida, tú, mi mujer.

LA LLUVIA


Llovía,
tus manos heladas buscaron mis manos,
llovía,
nos interrumpía aquel tipo extraño,
llovía,
la lluvia mojaba tu cara, tus labios,
llovía,
te amaba en silencio ¡y te amaba tanto!

Llovía,
por qué ese cielo lloraba despacio
si había
motivos de risas y nunca de llantos,
sabía
que tú me querías y el estarte amando
ponía
la luz en mi vida, el Sol en lo alto.

Podía
estar todo el día tu boca besando,
podía
estar todo el día tu cuerpo abrazando,
tenía
todo el Universo metido en mis brazos,
llovía,
te amaba en silencio ¡y te amaba tanto!

que huían
de mí los pesares, de mí los fracasos,
salían
de pronto a buscarme bandadas de pájaros,
llovía,
tu alma y mi alma se estaban besando
y oían
tan solo al amor y no a aquel extraño

martes

INVENTARIO


La sonrisa del niño que aún se pinta
en el hondo rincón de los espacios,
que ha resistido al tiempo y a la vida
rozando las esquinas del milagro;
la lágrima furtiva que el pasado
pretende por mi rostro derramar,
el sueño que aparece entre mis manos
y que no lo esperaba ya jamás.

El beso que inventamos cada día,
rosario de palomas y campanas,
ese dulce dolor, melancolía
que llega a lo más hondo de mi alma;
el abrirse de pronto una ventana
e inundarse de Sol la habitación,
el Sol que se hace mío y que descansa
en el frío arenal del corazón.

La prisa que se acaba y que se pierde
cuando alguna mañana estamos juntos,
el tiempo que se para y no obedece
convirtiendo las horas en segundos;
el mundo que creamos, nuestro mundo
donde quise tenerte y donde estás,
ese mundo tan nuestro, tan profundo,
ese que no comprenden los demás.

La ilusión que ya estaba adormecida
perdida en el desván de los olvidos,
la ternura brotando agradecida
y pintando el azul en los vacíos;
la esperanza que aflora los latidos,
la palabra que calma y da calor,
el abrazo que enciende los sentidos
y se niega a marchar en el adiós.

Pero también la pena en la distancia,
el dolor por los años que perdimos,
el no tener futuro, la añoranza
de dejar escapar lo que tuvimos;
envejecer así por dos caminos
que no llevan la misma dirección,
dejar pasar la vida, tú en tu sitio,
yo en el mío, y en medio, nuestro amor.

HAY DIAS


Hay días que amanecen encerrados
en lúgubres prisiones clandestinas,
hay días que se llenan con espacios
de rosas rodeados por espinas,
pero también hay días encantados
donde todo desborda resplandor,
hay días que amanecen con amor,
a veces se realiza ese milagro.

Hay días que parecen escogidos
por la contradicción y el desaliento,
hay días aburridos y apagados
donde no hay esperanzas ni secretos,
pero hay otros días en que el Sol
deslumbra por la luz de su brillar,
son los días que vuelve la ilusión
cuando encuentro de nuevo tu mirar.

Hay días que nos faltan los motivos
para echar nuestros pasos adelante,
que nada nos empuja y el camino
se vuelve sinuoso y vacilante,
pero hay otros días en que el cielo
nos anima con gesto complaciente,
son los días que el Sol brilla en tu pelo
y te abrazo en medio de la gente.

Y me pongo a mirarte como un niño
que descubre el amor en tu mirada,
y me pongo a mirarte como amigo
aun sabiendo que no me darás nada,
y me pongo a mirarte como amante
que no será jamás recompensado...
hay días que tu amor me hace importante,
a veces se realiza ese milagro.

jueves

MALGASTAR VIVIR


Estar sin ti es escuchar al viento
cuando cruzo, despacio, los caminos,
decir tu nombre y no tener tu aliento,
traer tu aroma sin poder sentirlo;
estar sin ti es el cielo que persigo
y que una vez fue azul y que ahora es gris,
es sentirse sin rumbo y sin abrigo,
estar sin ti es malgastar vivir.

Una tarde la ráfaga aparece
y todo pierde color y se diluye
en un mar de añoranzas que estremecen
y no encuentro a nadie que me ayude;
estar sin ti es recordar que pude,
que tuve una ocasión y la perdí,
es vagar solitario entre las nubes,
estar sin ti es malgastar vivir.

El tiempo va pasando indiferente
con su prisa habitual, con su locura,
y me deja perplejo y decadente
y me deja un vacío y una arruga;
estar sin ti es abrazar la duda
en este carrusel de ir y venir,
es matar la ilusión y la ternura,
estar sin ti es malgastar vivir.

Una mirada que no tendrá en tus ojos
el espejo que tiembla y que palpita,
una palabra que no hallará en tus labios
la respuesta que tanto necesita,
una sonrisa que quedará marchita
en el inmenso campo del sentir...
estar sin ti es malgastar la vida,
estar sin ti es malgastar vivir.

miércoles

ESPERAME EN LA VIDA


Espérame en la vida
aunque llegue algo tarde,
el camino es muy largo
y eso nunca se sabe...

quizás una mañana,
quizás, al despertarte,
me encontrarás al lado
en silencio, mirándote.

La esperanza no muere,
sigue viva en el aire,
no se pliega a los tiempos,
resiste tempestades...

porque tras el Invierno
la Primavera nace,
espérame en la vida
aunque llegue muy tarde.

martes

LIGEROS DE EQUIPAJE


Un día de estos haremos un viaje,
será hacia el sur, buscando el Sol y el aire,
será hacia el mar, buscando su oleaje,
iremos solos, ligeros de equipaje.

Una mañana será todo distinto:
sin mirar hacia atrás, sólo al camino,
nos daremos la mano y muy unidos
buscaremos al fin nuestro destino.

Llegaremos de noche a alguna playa,
la más perdida, remota y solitaria,
haremos el amor sobre una sábana
de arena, de rumor, de madrugada.

Serás toda de mí, yo seré tuyo,
dejaremos de ser dos inseguros,
adiós a los temores, a ese mundo
que puso entre los dos un ancho muro.

Nos subirán después, por la mañana,
el desayuno al lado de la cama,
la vida sonreirá tras la ventana
a dos almas perdidas y encontradas...

a dos seres unidos por los sueños
y alejados por gentes y por tiempos,
a brasas consumidas de recuerdos
dispuestas a empezar, arder de nuevo.

Un día de estos haremos un viaje,
nadie sabrá el destino, nunca nadie,
habrá otro amanecer y otro paisaje
y seremos nosotros, no de alguien.

INTENCIONES


Atrás las ambiciones, los esfuerzos,
las horas que pasaron sin dormir,
el temor al mañana, los recuerdos,
hoy voy a dedicarme a ser feliz.

Atrás las madrugadas del Invierno,
el luchar por la vida, por seguir,
atrás todas las lluvias y los vientos,
hoy voy a dedicarme a ser feliz.

Las lágrimas furtivas, los intentos,
las renuncias, las penas y el sufrir,
los rincones de ausencias, los misterios,
hoy voy a dedicarme a ser feliz.

Hoy no me importa nada, sólo el hecho
de disfrutar la vida, de sentir,
adiós, adiós ayer, tengo derecho
de dedicarme sólo a ser feliz.

lunes

DE LAS PALABRAS A LOS HECHOS


El Sol era el final de aquellas sombras,
el parque era el camino del silencio,
estábamos tú y yo, las alas rotas,
las manos juntas, el corazón abierto.

Las palabras brotaban como rosas
en un mar de verdades y misterios,
fue en ese mismo instante en que mi boca
pasó de las palabras a los hechos.

Y el beso
fue de pura fantasía,
vida, fuego, risa y llanto...
te quiero
a veces con alegría,
a veces desesperado.

El agua de la fuente dibujaba
aquellos intrincados vericuetos,
el aire se extrañó cuando encontraba
en un banco sentados, nuestros sueños.

Las palabras sonaban generosas,
mi mano se apretó sobre tu pecho,
fue en ese mismo instante en que mi boca
pasó de las palabras a los hechos.

Y el beso
fue de pura fantasía,
vida, fuego, risa y llanto...
te quiero
a veces con alegría,
a veces desesperado.

DAMA DEL ALBA


Dama del alba, niña de la noche,
mujer de carne y hueso, cuerpo y alma,
quiero decirte que habitas los rincones
donde empieza y termina la nostalgia.

Luz de mis ojos, leves resplandores
que iluminan el aire y la palabra,
quiero decirte que escondo mis razones
en el amanecer de tu esperanza.

Quiero decirte que cambias los temores,
el diario caminar, nuestra distancia,
por un rayo dorado de tus soles,
por un eco lejano de tus playas.

Por un verso sutil que me emocione
hasta hacer que me brote alguna lágrima,
lágrimas que brotaron esta noche
cuando me enamoré de tus palabras.

Dama del alba, niña de la noche,
mujer de carne y hueso, cuerpo y alma,
sigue escribiendo, que son tus versos flores
que le quitan dolor a la distancia.

domingo

CUERPO CON CUERPO


Cuando la tarde va dejando de volar,
mi pensamiento
es la gaviota que me vuelve a recordar
que te deseo,
y el esperar una mirada tuya,
y el encontrar una caricia tuya,
es confirmar que todo lo que ansío
es tuyo y mío...

Por encerrar entre mis brazos tu calor,
por ser tu vida,
por abrazarte hasta el fondo del dolor,
porque seas mía,
por disolvernos en una sola sangre,
porque a este amor ya no le falte el aire,
daría el corazón que siento preso
dentro del pecho...

Por encontrarnos en un mundo superior,
lejos de todo,
donde querernos sin barreras, sin temor,
sin un retorno,
por inventarnos una nueva vida
donde sea tuyo y donde seas mía,
daría uno a uno mis sentidos,
ahora vacíos...

Porque una noche nos hagamos el amor
cuerpo con cuerpo,
dejando el mundo olvidado al exterior,
doy lo que tengo,
por llegar hasta el límite de tu alma,
por entrar hasta el fondo de tu entraña,
daría yo la vida que me queda,
mi vida, que eres tú, mi vida entera.

COMO UNA BRASA


Mira,
ha vuelto a despertarse la mañana,
mira,
hay nubes en el cielo, nubes blancas,
mira,
el campo tiene un verde de esmeralda,
suelta
el ancla que sujeta al corazón.

Abre
de par en par las puertas de tu alma,
tarde,
mejor tarde que nunca, suelta amarras,
aire,
el aire nos espera, nos reclama,
sale
con más fuerza que nunca nuestro Sol.

Siente
que todo nos empuja, nos arrastra,
vente
conmigo a transitar sendas extrañas,
miente
que sales un momento de tu casa
y entra
por fin y para siempre en mi rincón.

Tengo
abiertas para ti todas mis ansias,
tengo
de par en par las puertas y ventanas,
siento
que todo está dispuesto a tu llegada,
vengo
de lejos, de muy lejos, a tu amor.

Mira,
te ofrezco la ilusión y la esperanza,
mira,
te ofrezco un poema y una lágrima,
tengo
aún el corazón como una brasa
presto
a arder junto a tu propio corazón.

sábado

A PESAR DE TODO


A pesar de la noche que vigila
esperando que llegue su momento
para pintar la sombra en nuestros días,
para borrar la luz de los recuerdos,
a pesar de la noche que se agita
por querer apagar pronto este fuego
pidiendo a nuestra llama que se extinga,
a pesar de la noche, seguiremos.

A pesar de la gente que nos mire,
que no entiende un poema ni un misterio,
que no sabe de lazos invisibles
que mantienen unidos nuestros sueños,
a pesar de la gente que nos dice
que no tiene sentido lo que hacemos,
que el amor ya no cuenta, ya no sirve,
a pesar de la gente, seguiremos.

A pesar de los años que se pasan
deprisa algunas veces, otras lentos,
entre desilusiones y esperanzas,
entre banalidad y desconcierto,
a pesar de los años que separan,
que hacen crecer sin tregua los silencios,
que marchitan las flores, las miradas,
a pesar de los años, seguiremos.

A pesar de la vida que no ha sido
generosa con este amor sincero,
que dejó a la intemperie nuestro nido
cuando apenas nació y era tan tierno...
a pesar de la vida que ha querido
separar nuestras almas, nuestros cuerpos,
y arrojarnos al fondo del olvido,
a pesar de la vida, seguiremos.

CÓMO OLVIDAR


Ayer
el aire se volvió para mirar
mi fe
ardiendo entre tus brazos al besar,
y hoy
que has vuelto del pasado para estar
aquí,
volvió el amor de nuevo a despertar.

Cómo olvidar
que fui primera vez en tu ansiedad,
que fuiste la ternura y la quietud,
que hiciste mi amargura juventud,
cómo olvidar
que abriste mis ventanas a la luz,
que entraste en mi alma sin llamar,
que cambiaste el gris por el azul.

Ayer
volaban las palomas cuando tú,
mi ser
llenaste de alegría con tu luz,
y hoy
que has vuelto mi sendero a transitar,
estoy
igual de enamorado, quizá más.

Cómo olvidar
que fui primera vez en tu ansiedad,
que fuiste la ternura y la quietud,
que hiciste mi amargura juventud,
cómo olvidar
que abriste mis ventanas a la luz,
que entraste en mi alma sin llamar,
que cambiaste el gris por el azul.

martes

AL FONDO


Quiero viajar al fondo de tus ojos,
mirada de secretos y aventuras,
de lágrimas furtivas y alborozos,
de esperanzas, de sueños y ternuras,
quiero viajar al fondo de tus ojos
y perder el sentido en el viaje,
llenarme del color de tu paisaje
con sueños imposibles y preciosos.

Quiero viajar al fondo de tu cuerpo,
guarida de mis ansias cotidianas,
amanecer plural de mis deseos,
tentación consentida y esperada,
quiero viajar al fondo de tu cuerpo
y beberme tu amor de un solo trago,
envuelto en tus abrazos y tus besos
recuperar el paso de los años.

Quiero viajar al fondo de tu alma
y fundirme con ella en una sola,
como se funde el Sol y la mañana,
la espuma con la sal y con las olas,
quiero viajar al fondo de tu alma,
que tu alma me inspira y me conmueve,
quiero tener tu alma como tiene
el fuego las cenizas y las llamas.

Quiero viajar al fondo de tu vida,
que tu vida, mi amor, me pertenece,
ya no habrá más adioses, más huidas,
no volverá el pasado a retenerme,
quiero viajar al fondo de tu vida
y hacerme de tu vida peregrino,
quiero unir mi destino a tu destino
y hacer de tu camino mi guarida.